11 de febrero de 2009

¿Qué es la ducha?

¿Pregunta estúpida? Probablemente, pero tal como dije ya una vez, una realidad tiene tantas verdades como pares de ojos la miren. La ducha, no iba a ser menos. Supongo que para empezar, no hay por qué irse a términos metafísicos y complicados. Basta con algo sencillo, cotidiano: una sopa caliente, una taza de té, o la taza del váter. Creo que las personas tenemos la mala costumbre de darle mil vueltas a la tortilla de manera innecesaria, pero que en el 80% de los casos, lo hacemos con cosas totalmente intrascendentes. Pienso que es importante reflexionar y catalogar nuestras necesidades e inquietudes, hacer nuestra propia escala de valores independiente a la "oficial". Yo lo hago mucho, me como la olla con chorradas. Y en mi caso, paso mucho de mi tiempo de reflexión en el baño, básicamente porque puedo pasarme horas ahí encerrada mientras me ducho, me depilo o me arreglo. Al fin y al cabo soy una chica, rara pero femenina.
Normalmente, la gente utiliza la ducha de forma sistemática. Si le preguntas a cualquier persona "¿Qué es una ducha?", aparte de mirarte con cara de incertidumbre como si fueras gilipollas te diría que "pues...es...donde te duchas. Ya sabes, un grifo, una alcachofa, agua y jabón. Lavadora de personas". Es cierto. Del todo. Pero subjetivamente, no estoy de acuerdo con esas personas que, como mi madre, por ejemplo, pasan 5 ó 10 minutos al día en la ducha, com prisas y estrés y por pura "obligación higienica". La higiene está bien, no confundamos, a mi me gusta. Pero para mi, la ducha es algo más... espiritual.
Mi ritual es entrar, encender la estufa 10 ó 15 minutos antes, poner la radio a tope, preparar la ropa y las toallas... Y luego enchufarme el agua caliente y pensar. Pienso muchas cosas en la ducha, sobre todo mientras me enjabono, me entran sucesivamente pensamientos absurdos, recuerdos extraños, anécdotas divertidas... De todo. A veces hasta canto. Y cuando me aclaro, me relajo. Me dejo caer el agua y vacío mi cabecita de cualquier pensamiento. Para mi, eso es la ducha. Un momento diario de tranquilidad absoluta.
Si lo piensas bien, en la ducha te metes completamente desnudo y limpias tu cuerpo. Bien. ¿Por qué no limpiarte también las entrañas? Yo me relajo muchisimo, disfruto de la ducha o el baño al máximo y salgo con las pilas cargadas. No sé, para mi es una de las cosas que más me tranquilizan. Y me gusta. Por eso me parece tan raro que la gente siempre vaya con prisas a ducharse. Debería de ser un momento de intimidad y tranquilidad personal.

3 comentarios:

Rústica dijo...

Estoy totalmente de acuerdo.

Una vez presenté un texto a un concurso, y una de las muchas cosas que ponía era, algo así como, que la ducha era el lugar donde éramos nosotros mismos. Quizás un poco más complejo, no recuerdo exactamente qué más dije.

Un 10 a este post.

Besos,

Carmen.

Nando! dijo...

Yo pienso que todo el mundo se ducha rápido tal vez porque no está la cosa como para gastar agua, cuando pagues el agua de tu casa, observarás que ese culto a la ducha puede salir caro, sin hablar de la calefacción que consume un montón de electricidad...

Que te duches más rápido, vamos, que hay gente esperándote... xD

S. Murain dijo...

jaja opino lo mismo que Nando, pero en parte mola tu ritual, es como una especie de purificación tanto física como espiritual, es como un confesionario donde debes mostrarte tal y como naciste para salir limpio en todos los sentidos. A mi me da algo de pereza ducharme xD y cuanto me tiro en casa estudiando durante dias.. buah luego claro cuando hay que salir no hay que descuidarse tanto xDD

Yo me ducho por la mañana y me despeja totalmente, si lo hago por la noche me entra sueño xDDD