3 de mayo de 2009

Sobre el "furgolismo"

Soy de las que piensan que el deporte es algo muy importante para la salud personal y el bienestar, y lo defiendo, pero sin duda alguna estoy totalmente en contra de todas estas nuevas generaciones deportivas que lo único que pretenden es mover grandes masas de dinero.
El fútbol, en concreto, nunca lo he entendido. A mi no me parece tan divertido jugarlo, pero está bien para pasar un rato, he de reconocerlo. Lo que escapa a mi comprensión es la "adicción" que crea verlo,
me parece realmente absurdo. Si a mi me gusta la natación, me inscribo en la piscina municipal y voy a nadar cuando pueda, no voy a poner a todas horas el canal de deportes para ver las competiciones retransmitidas. Hacer deporte es sano, verlo y ponerte histérico desde el sofá/barra del bar cerveza en mano, no.
Y como el fútbol tantos otros, como el tenis, el baloncesto, el ciclismo, etc.
Verlo es aburrido, tremendamente aburrido. Si tanto te gustan las bicis, úsalas. Es, más o menos, como ya dijo un amigo en su blog sobre la Wii Sports, jugar a que juegas a algo, pues esto es peor aún, porque estás sentado viendo como otros juegan, viviendo a través de los demás. Es, a mi parecer, peor que llorar con Titanic porque crees ser alguno de sus protagonistas.
Pero lo peor no es eso, lo peor es que la gente no se para a pensar en ello, simplemente "les encanta verlo" y lo hacen. No se dan cuenta que sólo con verlo, contribuyen a toda una industria pútrida y egoísta. Me parece increíble que una persona, generalmente hombre(las modalidades femeninas no suelen triunfar...), por tener una buena condición física, sea capaz de acaparar más millones y fama que cien mentes privilegiadas juntas después de toda una vida dedicada al bien común. Vemos día a día entrevistas y ruedas de prensa a deportistas que tienen encefalograma plano en cualquier tema que no sea sobre su estilismo o su modus operandi en el campo de juego.
Aún así, pese a todo el dinero que se llevan y que se mueve en estos entornos, también hay que remarcar la corrupción que conllevan, usando fondos públicos de manera ilegal, consumiendo sustancias dopantes ilegales, drogas, escándalos y escarceos con la prensa rosa, etc. Incluso hay quienes acusan al futbol directamente de incrementar el sentimiento nacionalista entre la población, así como el racismo y la violencia.
Pero para mi lo peor son los pseudo-deportes basura, como la fórmula 1, los rallys, las motos, etc. Me parece basura por completo, ya no sólo por las cantidades brutales de dinero que mueven y porque sinceramente no me parece(ni a mi ni a muchos) para nada un deporte por el hecho de que casi todo el esfuerzo viene de una máquina* y da mal ejemplo para la conducción, sino por el gran impacto medioambiental que conllevan. Este tipo de campeonatos, como el de esta semana en Jerez, deberían ser ilegales, ya que ocupan mucho espacio que aunque no fuera aprovechado por la población, podría serlo por la fauna y la flora, que también se ven afectados por las instalaciones de estos circuitos, entre otros factores por el ruido y la contaminación.
En conclusión, el partido del Madrid-Barça me parece una
timada, como si marcar 6 goles en un solo partido fuera una azaña extraordinaria. En partiditos normales de 7466593 división se marcan hasta 10 y 15 de cada equipo. Cuánto más les des, menos se esfuerzan. Sin duda alguna, de todos los millonarios que hay por el mundo, los que menos se lo merecen son todos esos futbolistas, cantantes y actores que acumulan una barbaridad de riquezas por poquísimo trabajo. En mi mundo utópico ideal, este tipo de empleos se remunerarían al igual que cualquier otro, o todos por igual, o nada.
Antes de acabar, quiero dejar claro que con esto
no he pretendido ofender a nadie, ya que creo firmemente en el libre albedrío y en que para gustos colores, y sobre todo con lo de la formula 1 y tal, sé que se requiere una buena condición física y un dominio del volante extraordinario(*), pero me sigue pareciendo algo sumamente inútil y poco práctico para la vida cotidiana. Como siempre, si alguien tiene algo que añadir u objetar, libre es para hacerlo.

5 comentarios:

S. Murain dijo...

(Olas, aplausos y ovaciones)

De este tema tengo yo escrito algo, pásate por mi blog al final de la web, no recuerdo si me comentaste o no xD

En cuanto al impacto ambiental, esa es la filosofía que yo quiero ver. Nada de salvar animalitos a base de comer lechugas.

chapó

Rústica dijo...

Hola!! :D

Yo creo que cabe separar. Veo un error en esta entrada y es lo lógico y lo ilógico. Es decir el que te guste o no es otro tema con el hecho de que se muevan masas, y se muevan grandes cantidades de dinero. Es decir, a mi me encanta el fútbol, los gustos son ilógicos, aunque ya sabemos que también existen las modas y te gustan las cosas porque les gustan a los demás... Lo que quiero decir es que yo, doy un ejemplo, veo el fútbol, antes lo jugaba, y no por eso significa que me guste que ganen millones y millones de euros, al igual que cualquier otro deporte, porque en general me gustan! Sería la primera en manifestarme en contra de eso si hiciera falta. Por lo tanto estoy totalmente de acuerdo contigo, en todo! Y también estoy de acuerdo en que no te guste pero no deben ir de la mano estas dos opiniones. Son cosas distintas ;-)

Un beso fea, nos vemos por aquí,

Carmen.

Tammy Suárez dijo...

Buenas Carmen! Te contestaré en tu blog, pero lo haré también por aquí para que todo el que lo lea pueda verlo.

Entiendo tu postura, y alomejor no me he explicado del todo bien, pero la comparto. Está claro que gustarte el fútbol y estar de acuerdo con todo lo que conlleva son cosas completamente diferentes, pero lo que quiero destacar es la gente que es fanática hasta la muerte y que niega estas connotaciones por el hecho de que el futbol es futbol y es intocable.

Gracias por tu opinión y perdona si te he ofendido, para nada pienso que los fans de cualquier deporte sean tan inútiles como quienes tienen el chiringuito montado.

Un beso!

PD: Daryl leí la entrada, de hecho te cito! pondré el link, para que quede más claro!xD

pitusa38 dijo...

Hola Tammy!!! te dije que entraría aquel mismo día y falle, no pude al final, con tanto blog ando a tope!! jeje. Bueno pero aquí me tienes pisando a Rústica, jeje, cierto es que en el futbol se mueven más valores que el deporte, es lamentable.
A me me gusta, de hecho los miércoles soy la cámara de un partido de futbol, jeje, juega mi novio y simpre los grabo, así puedo verlo una y mil veces.
Pero me gusta la entrada, este blog está tope.
Un besazo desde Gijón.

Paco dijo...

El tema del futbol es la hipocresia que siempre presenta. Unos tios que cobran millones por darle patadas a un balón, no importa la gente a la que le guste, lo mucho que quieran tratarlo como una pseudo-ciencia y hagan analisis y estadisticas, siempre será eso, cuatro tios dandole patadas a un balón mientras se lucran. Otro problema es la politización, basta con ver a Puyol el dia del madrid-baça, besando la bandera catalana y luego jugando cuando juega con la selección española es el más español. Por eso se convierte en un doble vehiculo de intereses economicos, nacionalistas y politicos, basicamente lo mismos que cualquier partido político. A esos lo que les hace falta es vivir en las pesimas condiciones de un país tercer mundista y verías que rápido se bajan el sueldo, o se lo suben, quien sabe hasta que punto llega su egoísmo.