15 de abril de 2010

Setenta y ocho catorces de abril después...

Lamento no poder extenderme más, ni elaborar como toca una entrada como esta. Todo lo que había que decir, quedó dicho ya. Sólo recordar, lo que por lo visto, muchos siguen queriendo tapar.
Algún día, devolveremos la libertad que nos quitaron.

1 comentario:

Rústica dijo...

Visca sa República! i a per sa III ja!