19 de octubre de 2010

Resurgiendo con cosas íntimas

Después de tanto tiempo, y ahora que vuelvo a tener algo de libertad, quería volver a escribir, sobre todo mis relatos, que los tengo abandonados, y los echo de menos, y la verdad es que me ha inspirado el blog de alguien a quien no voy a nombrar, eso quedará en la sombra. Me he quedado en blanco, su post era un poco absurdo, pero muy sentimental, a su manera, y supongo que yo también me he abierto inconscientemente, y lo primero que me ha venido a la mente ha sido como un torbellino.

He terminado el post a lo rápido, no le he dado ni vueltas, porque repito era una chorrada pero, el caso es que viendo facebook(para que veáis lo absurdo) he visto una foto, de un chico, y ese chico me ha recordado a otros, y todos ellos me han llevado a lo mismo: mi relación con mi pareja. Llevamos muchísimo tiempo juntos, 3 años y medio, y la verdad es que nunca he querido hablar demasiado de ella con nadie, supongo que porque es muy personal y no es sólo mía, pero el caso es que una relación, cualquiera, cambia muchas cosas, cambia a las personas, y el hecho de estar unida a alguien, hace que tu vida vaya por un camino único, y que muchas cosas que podrían haber sido, ya nunca serán.

He conocido muchos chicos, y la verdad es que se que de alguno podría haberme colgado hasta las trancas, he conocido galanes impresionantes, tíos guapísimos, y tíos que como mucho hubieran sido el polvo de una noche, hablando mal y pronto. Pero no soy así, por suerte, porque antes de empezar a hacer esas cosas, conocí a alguien especial y lo cambió todo. Todos esos chicos de los que pude enamorarme pierden todo el valor e interés, porque yo ya tengo lo que quiero y necesito, sería estúpido buscar más fuera ¿no?

Es curioso, porque sé exactamente de quién me habría enamorado y quién no. Pero no lo hice. Hubieran sido buenas experiencias, porque la vida es eso, acumular vivencias y seguir adelante aprendiendo a base de palos y tropiezos. Pero yo hay cosas que de momento no he experimentado, y muchas veces he sido juzgada por ello. Yo empecé mi relación muy joven, y mucha gente piensa que demasiado y todo. Es cierto, era una niña, pero son cosas que pasan y nadie, ni siquiera nosotros, imaginábamos que fuera a durar tanto. La gente me mira y se compadece, me dicen: como es posible que sólo él él y él! Pues bien, es lo que hay. Hay personas que eligen ir a diestro y siniestro, tropezando a propósito para adquirir currículum. Otros, en cambio, simplemente lo hacen porque tienen miedo de encontrarse con lo que yo tengo. Eso no se busca, eso viene solo, y a veces la gente no se da cuenta.

Yo no elegí esto, y mucho menos quise ser juzgada ni para bien ni para mal. Me parece lógico que se me compare con otras personas de mi edad y se note una diferencia muy grande, lo entiendo. Y entiendo que no todos pensamos ni actuamos igual, pero si sé una cosa: yo estoy orgullosa de la vida que tengo. No es perfecta, y si pudiera cambiaría y mejoraría muchas cosas, incluso algunas las borraría. Pero mi relación no es una de ellas. Nací el 18 de septiembre del 91, y el 8 de mayo del 2007 empecé a salir con mi pareja, con 15 años. Han pasado casi 4 años, he crecido y he madurado, he experimentado muchas cosas y estoy muy orgullosa de que todas ellas me hayan pasado al lado de la misma persona.
Típica foto que no puede faltar en posts así.

Puede que esto no tenga sentido, pero quería soltarlo, nunca hablo de estas cosas porque son nuestras, pero lo cierto es que después de tanto mirar hacia otro lado mientras se me critica por algo inocente, ya estaba cansada y necesitaba decir lo que pienso. Al fin y al cabo, y aunque esté mal decirlo, se que la mitad de esas personas sólo siente envidia. Y yo siento pena.

(¡Espero que él no se moleste por hablar de esto!)

No hay comentarios: