1 de mayo de 2011

Miscelánea: Día multicelebración

Como muchos, por no decir todos, sabéis, hoy es un día "especial", uno de esos días de celebración mundial. Por un lado, es el día de la madre, por otro, el día internacional del trabajador, y es la primera vez en muchos años que coinciden en el mismo día.

Este es un tema muy controvertido en lo que al día de la madre se refiere, al igual que el día de la mujer o de la igualdad, tema que ya expuse en una entrada en su correspondiente día (08 de marzo de 2009). Si bien es cierto que en la actualidad, las labores del hogar son cada vez más y mejor repartidas entre hombres y mujeres, o entre ambos miembros de la pareja, no hay que olvidar que aún queda mucho machismo doméstico, que no tiene por qué estar relacionado con violencia ni ser parte únicamente de los hombres, de modo que yo sí veo bien este tipo de celebraciones, pero lo veo mal enfocado. No veo la necesidad de hacer regalos, porque está claro que todos, si pudieramos, colmaríamos de regalos a nuestras madres contínuamente, pero está claro que como siempre, se ha hecho de este evento algo puramente comercial: una fecha para vender y comprar. Aún así, yo siempre he tenido detalles con mi madre, abuela, tías, etc. en esta fecha, aún que no necesariamente económico ni comercial. Así que felicidades a todas las madres, por dar la vida, cuidarla y desvivirse por sus hijos.

Por otra parte, está el día del trabajador. Un día que supuestamente sirve para que recordemos que es gracias a nosotros, los de abajo, que el mundo funciona como funciona, que se nos debe respeto y no tenemos que dejarnos manipular y guiar como borregos. Pero misteriosamente, este día no es nada popular fuera de los sindicatos, e incluso en momentos como el de crisis actual, es tomado con mofa contra el gobierno de turno. En fin, no quiero extenderme porque de nada sirve. Simplemente deciros que yo celebro este día, pero no con alegría, sino con rabia y resignación de que ya nadie lucha por lo que importa, que todos se quejan con palabras vacías y nadie actúa. Yo de verdad deseo que los trabajadores se unan y se echen a las calles como antaño para reclamar lo que por derecho es suyo. Así que trabajadores, estéis en paro o no, este era vuestro día, y por ello felicidades y enhorabuena por echarlo a perder un añito más, y mañana os veré quejándoos en el bar, cerveza en mano y comentando los clásicos.

Y por último, noticias varias. Estoy liada estudiando para los finales, pero me temo que no tendré muy buenos resultados, me he puesto tarde y mal, y no creo que pueda aprobarlas todas en mayo e ir a selectividad en junio, en cualquier caso lo intentaré. Y en cuanto pasen los exámenes, quiero ponerme a buscar curro, a seguir con mis cuadros, a hacer algún que otro vídeo y darle más vida a los blogs. Esperemos que salga todo bien, ¡cruzar los dedos por mí! Por el momento, hace dos días empecé la novela "El viaje íntimo de la locura" de Roberto Iniesta(Cantante de Extremoduro) y estoy a puntito de terminarlo, así que en nada subiré mi opinión, que de momento es buena y una lectura muy recomendable.

Ah, y desde aquí, felicidades también a mi mejor amiga, Azahara, ¡que hoy me cumple 21 añitos!:D

Un beso!

1 comentario:

S. Murain dijo...

Yo es que el día del trabajador lo veo como que los sindicatos se han apoderado de él y nosé me parece todo tan teatrero el mundillo este que no he celebrado nada la verdad. Nos echaremos a la calle el día en el que nos falte para comer (literalmente), porque por mucho paro que haya mira a tu alrededor ¿Crisis? ¿What crisis? todo está como si no pasara nada. Todo el mundo es feliz. y en cuanto al sexismo en general, me parece una auténtica y aburrida pérdida de tiempo. tanto el machismo como el hembrismo son tan útiles como una mierda pinchada en un palo xD