31 de julio de 2011

Descuartizando a...: La saga Millenium

En menos de un mes devoré los tres libros de Stieg Larsson casi sin darme cuenta, comprobando por mi misma que tal y como rezan los comentarios de sus portadas y sus reseñas, es una historia bastante adictiva y que tiene todos los ingredientes necesarios para constituir una fantástica novela de intriga que engancha a todo el que lo lee. He de decir que es la primera vez que leo este tipo de novelas de intriga o novela negra, y me ha encantado.

Pensaba hacer una entrada por libro, pero me volvió a dar aversión por los pc's durante todo el mes y ni lo encendí, y ahora no tiene sentido subir las tres entradas de golpe, así que aquí pondré breves reseñas y opiniones sobre las tres partes de la saga Millenium y, próximamente, haré lo mismo con las películas, de las cuales sólo me resta por ver la última.

Así pues, empecemos:


El Autor
EnlaceStieg Larsson fue un periodista y escritor sueco, que se dedicó al periodismo de guerra, así como a luchar contra el racismo, la derecha antidemocrática y conflictos como la guerra de Vietnam. Desde joven padecía insomnio, y parece ser que así, ocupando sus noches escribiendo, fue como nació la saga Millenium, pero su autor no pudo disfrutar del éxito de sus novelas: murió en 2003 tras entregar el manuscrito de su tercer libro a su editor, de un infarto. En su adolescencia Larsson fue testigo de una violación a una chica de su pueblo por varios de sus amigos, ese incidente le marcó profundamente y le convirtió en un feminista convencido, y en sus novelas, esto se palpa. Actualmente su familia y su esposa están enfrentados por su herencia [...].

Los Hombres Que No Amaban A Las Mujeres

Para mi fue el mejor libro de la trilogía. Es un libro muy ágil, plagado de misterio, peligros, relaciones sociales complicadas y un desarrollo espléndido. El libro trata tres historias diferentes que se acabarán entrelazando entre sí. Por un lado, el protagonista, Mikael Blomkvist en su cruzada contra un empresario corrupto muy importante en Suecia, Wennerstrom, del que no sale muy bien parado. Por otro, la historia de Lisbeth Salander, una joven muy pe
culiar con una vida nada común cuyas habilidades secretas son extraordinarias. Y por último, la historia de un viejo empresario que estuvo al frente de uno de los mayores imperios de Suecia, el grupo Vanger, que vive atormentado bajo la sombra de un misterio que le carcome por dentro: la misteriosa y repentina desaparición de su sobrina, que nunca llegó a esclarecerse. Vanger contrata a Blomkvist para resolver el misterio, le da de plazo un año y un muy buen sueldo, además de una paga final muy suculenta si consigue resolverlo. Lo mejor del libro es la maestría de Larsson para tejer una historia ligera y sencilla sumamente misteriosa pero que al final no deja ninguna fisura. Además, la manera de tratar las relaciones interpersonales, así como el desarrollo y la evolución de todos los personajes y de la propia investigación. Es un libro altamente recomendable, a mi me ha encantado.

La Chica Que Soñaba Con Una Cerilla Y Un Bidón De Gasolina
El segundo libro es algo más espeso, pero sigue siendo brillante en la acción. La historia ha evolucionado, ahora que el caso Vanger terminó, Mikael ha vuelto a su trabajo en la revista Millenium, que goza de una situación espléndida después de derrumbar a Wennerstrom en un número temático. Ahora, un nuevo reportero les pone en bandeja una historia sobre traffiking perfectamente documentada, dónde se ven envueltos en una numerosa serie de delitos varios abogados, periodistas, policías, fiscales y jueces que van a ser expuestos. Así empieza el segundo libro, dónde tres asesinatos van a desencadenar una persecución policial frustrante, y una investigación complicada dónde Blomkvist intentará desenterrar la verdad.

Lo cierto es que, sobre todo al principio, el libro es un poco "pesado", pero más que nada por que se da muchísima información. Mucha gente dice que el libro es "90% paja", pero yo no lo veo así. Larsson trazó una historia muy complicada, y lo hizo realmente bien, el problema es que para que todo encaje más tarde, los cimientos de la historia deben ser sólidos, y cuanto más complicada es la historia, más cosas a explicar hay. Pero aún así, no se hace difícil de leer ni nada, lo único que tarda un poco en empezar la acción, pero a partir de ahí el libro es realmente bueno.

La Reina En El Palacio De Las Corrientes De Aire

El último libro continúa con la acción que se vio interrumpida en el segundo, es una
continuación directa y se trata el mismo conflicto. La acción transcurre entre un hospital, los juzgados y la redacción de Millenium. El libro es redondo, cierra todo de una manera muy detallada, no queda ningún cabo suelto, y nos mantiene pendientes de la sucesión de los hechos hasta el final.

Me gustó más que el segundo, aún que no tanto como el primero, y como siempre después de acabar una serie o un libro al que le tienes aprecio a los personajes, sientes ese vacío al terminarlo, echas de menos la manera de relatar de Larsson, a los personajes que ha creado. Es una lástima que ya no podamos disfrutar de más libros del periodista, pero sin duda es todo un referente y ha puesto de moda la novela negra otra vez, lo que dará sin duda a conocer a muchos otros escritores del género.

3 comentarios:

S. Murain dijo...

Yo lo leí hace un par de años aproximadamente, y la verdad es que también me gustó bastante. No me suelen gustar los best sellers, pero este es una de las excepciones por su coherencia enla historia y el curro que se metió para escribirla, además de que la escribe alguien que sabe que tiene experiencia en el tema que trata. Es bastante bueno. No me gustó el libro que estás leyendo ahora (el traje del muerto) te diré por qué si expones ese libro también por aquí, un saludo

=P

Anónimo dijo...

Yo sólo le veo un error a la saga.

El personaje de Lisbeth Salander está muy bien trabajado como personaje, pero pésimamemnte documentado. Como buen periodista, Stieg Larsson no tenía ni zorra idea sobre el mundo de la seguridad informática y se documentó de pena.

Lisbeth Salande jamás hubiera sido una buena hácker. Una crácker sí, pero una hácker... no. El 40% de la labor de un hácker es ingeniería social, y una persona como Lisbeth sería incapaz de desarrollar esa labor.

Por otra parte, los métodos que usa en la novela para pillar información, en parte son infantiles, y los puede usar cualqier documentalista de un periódico (tal vez de ahí lo sacó Stieg) o sencillamente son métodos muy chapuceros.

En resúmen. La parte de seguridad informática está muy mal documentada.

Tammy Suárez dijo...

Si, la verdad que tienes razón, ese aspecto de la historia está muy poco pulido, y teniendo en cuenta que es una de las grandes características de uno de los personajes protagonistas, pues la verdad que podría habérselo currado un poco más y haber sido más realista en ese aspecto.